¿Sabes lo que es la pubalgia del futbolista u osteopatía del pubis?

La pubalgia es una patología inflamatoria de la sínfisis del pubis: de los componentes articulares y de los tendones que se insertan en ella. Es más frecuente en deportistas que corren y sobre todo en los deportes que patean el balón, como el fútbol. El diagnóstico se hace en base a la sintomatología, examen físico y pruebas de imagen.

 

            Síntomas

            El síntoma principal en la pubalgia es el dolor en la zona de la ingle durante la práctica del deporte. El dolor se localiza al inicio en la inserción de los músculos aductores o en la zona superior del pubis donde se insertan los músculos abdominales. El dolor irá limitando los movimientos que combinan flexión, rotación de cadera y aducción del miembro, combinación de movimiento que está presente en los gestos deportivos de patear el balón, giro, salto o cambio de dirección en la carrera.

 

Este dolor podría desaparecer durante los primeros días de reposo o después del calentamiento antes de la práctica deportiva. Si no sucediese así, la pubalgia podría evolucionar rápidamente y el dolor podría estar presente en cualquier actividad de la vida diaria como entrar y salir del coche. El dolor se mantendría en la sínfisis del pubis pero puede irradiarse a los aductores, ingle, testículos e incluso zona glútea y lumbares.

 

El diagnóstico diferencial debería hacerse con patologías urológicas, infecciosas o degenerativas relacionadas con las prácticas deportivas y con lesiones propias de los músculos abdominales, aductores y hernias inguinales.

 

Causas

  • Desequilibrio muscular que provoca un desequilibrio mecánico.
  • Alteraciones vertebrales y viscerales.
  • Factores posturales.
  • Actividades deportivas agresivas y repetitivas.

 

Tratamiento de las pubalgias

            La pubalgia requiere un tiempo prolongado de rehabilitación, entre 2 meses y un año.

El tratamiento en futbolistas debe ser multidisciplinario: deben participar varios profesionales. Hacer reposo del deporte es esencial pero va a depender de la gravedad de la lesión. La vuelta al deporte debe ser gradual y el progreso de una fase a otra solo podría ser cuando se hayan alcanzado los objetivos establecidos.

En cuanto a la prevención, deben tenerse en cuenta los factores de riesgo de cada deporte en particular (movimientos deportivos específicos) además de los factores de riesgo de cada deportista, para poder diseñar estrategias preventivas individualizadas.

 

El tratamiento consistiría en:

  • Reequilibración mecánica.
  • Estiramiento de los músculos hipertónicos.
  • Tonificación de los múscolos hipotónicos.
  • Inhibición de los músculos aductores y disminución de la inflamación.

 

Esperamos que esta información le haya sido de ayuda. Si tiene cualquier duda, consulte con su fisioterapeuta.

Marina I. Garrido

Fisioterapeuta

Colegiada nº : 5374

marina

 

ACIDEZ ESTOMACAL Y ERGE

Si le preguntas a cualquier persona en la calle qué causa la acidez de estómago, la gran mayoría te dirán que “mucho ácido en el estómago”. De hecho, lo más común cuando sentimos pesadez y ardor de estómago después de comer, es salir corriendo a tomar un antiácido (¿quién no ha recurrido alguna vez a la famosa sal de frutas después de una comilona?).

Pero, ¿sabemos realmente qué causa el ardor de estómago?.aeerg

La acidez estomacal o ardor de estómago se caracteriza por una sensación de ardor o quemazón justo debajo o detrás del esternón. Esto se produce cuando el contenido del estómago regresa hacia el esófago, y se le denomina reflujo gastroesofágico (ERGE). En condiciones normales, el Esfínter Esofágico Interior, actúa como una válvula que impide el regreso del líquido estomacal al esófago, pero en el caso de ERGE, este permanece abierto provocando las molestias anteriormente mencionadas. Habitualmente, relacionamos esta afección con un exceso de acidez en el estómago, pero la realidad es que esto no siempre es así.

Problemas de digestión frecuentes, sensación de pesadez e hinchazón abdominal después de comer, sensación de ardor tras determinadas comidas, gases…son síntomas que pueden deberse justo a la condición contraria: la falta de acidez estomacal.

 

(Imagen 1)

Para entender esto, empecemos por el principio:

La digestión es un proceso muy complejo mediante el cual, los alimentos que ingerimos se incorporan a nuestro organismo. Uno de los pasos imprescindibles para una correcta digestión, es la secreción de ácido clorhídrico por el estómago. Este ácido, permite la degradación de las proteínas, apoya la digestión de los carbohidratos y grasas y es necesario para poder digerir y absorber determinadas vitaminas y minerales. Además, nos protege frente a organismos patógenos que proliferan a un pH superior. De hecho, cuando nuestro estómago funciona correctamente, el ácido clorhídrico lleva el pH del estómago a un rango de aproximadamente 1,5-3,0, un ácido lo suficientemente fuerte como para producir un agujero en un trozo de madera al caer sobre él. El revestimiento interior de nuestro estómago está preparado para soportar esta acidez, pero las paredes del esófago no, produciéndose daños en las mismas cuando el contenido del estómago regresa a ellas.

Cuando nuestro estómago no segrega suficiente ácido clorhídrico, se da la malabsorción de nutrientes y nos encontramos más vulnerables al crecimiento bacteriano. Esta condición se denomina hipoclorhidria (producción baja de CLH) o aclorhidria (ausencia completa de CHL) y es un problema más común de lo que podemos imaginar.

SÍNTOMAS DE LA INSUFICIENCIA DE ÁCIDO CLORHÍDRICO

Los síntomas de la hipoclorhidria incluyen:

–          Hinchazón abdominal

–          Nauseas al tomar suplementos

–          Malestar de estómago

–          Ardores

–          Flatulencias y eructos

–          Diarrea

–          Uñas y pelo débiles y quebradizos

–          Capilares dilatados en las mejillas y nariz

–          Acné post-adolescente

–          Deficiencia de hierro y otros minerales

–          Infecciones intestinales

–          Alimentos no digeridos en las heces

Además, puede conllevar la aparición de desórdenes asociados como asma, celiaquía, enfermedades autoinmunes, diabetes, eczema, alergias alimentarias…

¿CÓMO PUEDE LA FALTA DE ACIDEZ ESTOMACAL PRODUCIR ERGE?

Como ya se ha mencionado, la hipoclorhidria fomenta que los microorganismos patógenos que se encuentran en el estómago permanezcan con vida, debido a que su pH no es lo suficientemente bajo como para destruirlos.

Del mismo modo, al no existir suficiente ácido clorhídrico en el estómago, los alimentos no se  degradan correctamente, dando lugar a la fermentación de los mismos en el estómago y la producción de gases.

Todo ello conduce al aumento de la presión intra-abdominal, que da lugar a que el esfínter esofágico interior no funcione como es debido, permitiendo el reflujo del contenido estomacal hacia el esófago. (Imagen 1)

¿POR QUÉ FALTA DE ACIDEZ Y NO EXCESO DE ELLA?

En la literatura científica está bien establecido que el riesgo de Reflujo Gastroesofágico aumenta exponencialmente con la edad (ref.1), sin embargo, según distintos estudios, la secreción de ácido clorhídrico generalmente disminuye con la edad (ref.2,3) lo que nos lleva a pensar que la mayoría de las veces asociamos el ERGE a la hiperacidez de forma errónea.

2

Imagen 2: Secreción media del ácido del estómago de la segunda a la octava Década (Wright, 2001, p.20)

 

Por tanto, tratar los síntomas de acidez estomacal y reflujo gastroesofágico mediante la toma de antiácidos que reducen aún más la secreción de ácido estomacal, no es siempre una forma eficaz ni segura de abordar el problema.

Hay distintas pruebas para medir los niveles de ácido en el estómago, por lo que antes de iniciar la toma de antiácidos o fármacos inhibidores de la bomba de protones (4) como el omeprazol para paliar sus síntomas, es importante conocer exactamente la causa que produce su acidez, ya que en caso de ser mal tratada, esto únicamente puede empeorar su salud.

 

 

Referencias:

  • https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15478847
  • https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/3771980
  • Sharp G.S, Fister H.W. The diagnosis and treatment of achlorhydria: ten-year study.
  • Los inhibidores de la bomba de protones son medicamentos cuya acción principal es la reducción pronunciada y duradera de la producción de ácido en el jugo gástrico.
  • Wright J.V, Lenard L. Why stomach acid is good for you: Natural Relief from Heartburn, Indigestion, Reflux and GERD.

 

 

Thais Aranda
Dietista – Especialista en nutrición deportiva.

Entrenador Personal Granada

Responsabilidades del entrenador personal

Un entrenador personal debe comprender y valorar los riesgos y las responsabilidades legales antes de iniciar la intervención de entrenamiento personal. El conocimiento de los ámbitos potenciales de responsabilidad, unido al respeto a las normas profesionales, le permitirá reducir al máximo los riesgos. Las consecuencias de ello serán un menor peligro de lesiones en el cliente y una menor exposición en general del entrenador personal a problemas legales.

El entrenador personal debe conocer los ámbitos de posible responsabilidad que influyen en su práctica, las normas y directrices del sector que definen dichos ámbitos y las medidas que pueden aportar para gestionar los riesgos de manera eficaz.

Toda actividad física conlleva un peligro potencial de lesión en mayor o menor medida. Por ello, un entrenador personal se ve expuesto ineludiblemente a cierto grado de responsabilidad. La gestión del riesgo es un elemento clave. Con objeto de mantener la profesionalidad, el entrenador debe anticiparse a estas contingencias y manejarlas con sentido común y con el debido conocimiento de la legislación actual. Este conocimiento, y el compromiso con la seguridad y la prevención de lesiones, no solo reducen la probabilidad de incurrir en una posible irresponsabilidad profesional sino que además, mejora la calidad del servicio que se ofrece (ACSM, 2015). A continuación se detallan las obligaciones de un entrenador personal.

 

Las obligaciones del entrenador personal según la NSCA Certification Comission (2002) y el Colegio Americano de Medicina Deportiva (2015), se pueden dividir en 3 apartados que son: Niveles de profesionalidad, obligaciones de supervisión, obligaciones de tipo ético. En cuanto al uso de las instalaciones Cerezo (2007) describe los elementos necesarios para la aptitud de las instalaciones deportivas.

Niveles de profesionalidad del entrenador personal

  • Comportamiento correcto ante un acto negligente.
  • Desarrollo de un programa amplio de gestión de riesgos.
  • Valoración y documentación.
  • Supervisión e instrucción del programa.
  • Organización, inspección y mantenimiento del material y la instalación.
  • Registro y confidencialidad.
  • Plan de actuación ante emergencias.
  • Acceso a las instalaciones equitativas para el público.

De los diferentes aspectos relacionados con los niveles de profesionalidad, es importante conocer sus limitaciones. La prescripción de programas de entrenamiento sobre diversas patologías, necesitan autorización médica, ya que el entrenador puede intuir problemas de salud, pero no puede diagnosticar. Esto no limita las acciones de evaluación, instrucción y control del cliente para conseguir los objetivos relacionados con la salud, solo regula las competencias en la prescripción/instrucción de programas de ejercicio físico.

Obligaciones de supervisión del entrenador personal

  • Estar de forma presente durante las sesiones de entrenamiento.
  • Controlar la intensidad de las sesiones antes, durante y después de la sesiones.
  • Explicar al cliente la técnica correcta de cada ejercicio.
  • Conocer las diferentes recomendaciones de seguridad en la aplicación de programas de ejercicio físico en poblaciones con patologías o especiales.

La presencialidad activa del entrenador resulta de vital importancia. La mera observación de la sesión consiste en un acto no profesional, y puede incrementar los riesgos en la práctica.

Obligaciones de tipo ético del entrenador personal

  • Respetar los derechos, el bienestar y la dignidad de todas las personas.
  • Desarrollar actitudes positivas que eviten la discriminación por razones de cualquier tipo.
  • Cumplir con la legislación vigente en el ámbito laboral.
  • Tratar de salvaguardar la integridad ética del cliente, así como sus datos de registro personales.
  • Conocer las limitaciones y evitar actuaciones fuera del ámbito del entrenamiento personal, derivando a otro ámbito cuando la situación lo requiera.
  • Evitar conductas que perjudiquen al conjunto de los profesionales con la misma dedicación.
  • Continuar con el desarrollo profesional a través de formación continua.

Todas aquellas situaciones donde se pongan intereses propios que supongan el incumplimiento de las directrices éticas deben ser evitadas. El entrenador personal debe conocer los derechos y obligaciones con el cliente, y como actuar ante estas.

Aptitud de las instalaciones de entrenamiento personal

  • Elaborar un plan de mantenimiento.
  • Tener en condiciones óptimas la zona de entrenamiento, ya sea de suelo engomado, césped artificial, tarima flotante, etc.
  • Disponer del material necesario en condiciones de uso.
  • Disponer de instalaciones técnicas apropiadas para la realización la actividad (instalación eléctrica, ventilación, protección contra incendios, acceso para discapacitados, etc.).
  • Mantener unas condiciones de limpieza apropiadas en toda la instalación.
  • Tener los vestuarios en condiciones de uso apropiadas.

Directrices, procedimientos y formularios por escrito

Los entrenadores personales deben desarrollar su actividad de acuerdo con directrices, procedimiento y formularios por escrito que garanticen que las prácticas aplicadas son conformes a las normas establecidas por los organismos profesionales del sector. Entre los documentos más importantes que debe utilizar un entrenador personal se encuentran:

  • Entrevista inicial con todos los datos de registro.
  • Contrato que plasme el compromiso por ambas partes.
  • Formulario de valoración previo a la actividad, que puede ser el cuestionario PAR-Q.
  • Declaración y autorización médica.
  • Formulario de valoración de actitud física.
  • Notas sobre el progreso del cliente.
  • Informes de incidencia.

Aspectos jurídicos. Documentos de protección legal

El manual del NSCA (2002) describe 3 tipos de causas de perjuicio en el ámbito del entrenamiento personal. La primera es inherente a la actividad; son aquellas situaciones que  son casuales y no previsibles. La segunda es negligencia; que ocurren por una acción u omisión de alguna de las obligaciones que supone un agravio no voluntario hacia el cliente y la última es grado extremo de negligencia; donde existe voluntariedad o temeridad por parte del entrenador personal.

Para la protección legal ante las dos primeras, se puede realizar un consentimiento informado o un formulario de acuerdo y exención de responsabilidad. En el primero se explica el objetivo del programa, riesgos y molestias derivadas, responsabilidad del participante, beneficios que se esperan y otros apartados variables, mientras en el segundo un acuerdo entre ambas parte donde se explican los protocolos de actuación y la conformidad del cliente.

 

Ángel Rodríguez

Preparador físico

angel-preparador-fisico-trainerclub

Uso de cookies

“Trainerclub le informa para cumplir con el Real Decreto – ley 13/2012 de 30 de marzo que nuestro sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación, pudiendo deshabilitar esta opción desde su navegador”. Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies