Artrosis cervical

La cervicoartrosis es un problema médico diario: es extremadamente frecuente a partir de los 40 años que se convierte casi en “fisiológica” a medida que se avanza en edad (el 80% de los individuos presenta una artrosis cervical después de los 80 años).

La máxima movilidad del raquis cervical radica en el segmento inferior, es decir, en los discos C5-C6 y C6-C7. Esto explica la frecuencia de la artrosis a este nivel, debido a la doble carga dinámica que posee.

Signos radiológicos

  • Al principio hay un pinzamiento discal que afecta a los tres últimos discos con alteraciones estáticas y disarmonía de la curvatura y de los desniveles vertebrales (se observa en la radiografía de perfil.
  • En fases más avanzadas: osteofitos , condensación ósea de las plataformas y desbordamiento lateral por artrosis interapofisaria posterior (placa de frente). En la placa de perfil: pinzamientos discales (desde C5 a C7) con esclerosis de las plataformas, osteofitos anteriores y anomalías de curvatura (deslizamientos vertebrales, raquis en gran S).

En las placas oblicuas: estrechamiento de los agujeros de conjunción “en ojo de cerradura”.

No hay ningún paralelismo entre la importancia de los signos radiológicos y los signos clínicos. Algunas artrosis cervicales importantes pueden ser clínicamente mudas.

 

Manifestaciones clínicas

  1. Algias cervicales (de forma crónica o aguda)
  • Crónica: dolor de cuello y nuca de comienzo progresivo, espontáneo o después de un esfuerzo. Son:

Permanentes o intermitentes, apareciendo con el desentumecimiento o con ciertos movimientos de la vida diaria o profesional.

De intensidad moderada, los enfermos hablan de sensación de “arena en el cuello”.

Generalmente, el dolor predomina en un lado, desde el que pueden irradiar hacia el occipucio o región supraescapular.

Impotencia funcional debido al dolor.

El examen clínico suele ser pobre, ciñéndose al descubrimiento de una ligera limitación de los movimientos extremos, particularmente de la rotación o inclinación.

La evolución de las cervicalgias crónicas es caprichosa: junto a periodos prolongados de calma sobrevienen etapas de dolores persistentes enmascarados por crisis agudas o aparición de cervicobraquialgias.

  • Agudas: en forma de tortícolis.

Dolor muy intenso con bloqueo cervical.

Importantes contracturas y desviación antiálgica.

Aparece después de un esfuerzo, exposición al frío o cuando se ha mantenido una mala postura durante largo tiempo.

Enmascara el curso del dolor crónico y precede a la neuralgia cervicobraquial.

La neuralgia cervicobraquial puede ser uno de los primeros signos de la cervicoartrosis o como complicación de una historia antigua. Se caracteriza por un dolor muy intenso de carácter radicular hacia el brazo.

  1. Algias dorsales y torácicas: debidas a la artrosis cervical.
  2. Cefaleas: las de origen cervical son de predominancia matutina, uni o bilaterales. Irradiación temporal o frontal, supra o retroorbitaria. Dolor a la movilización del raquis con antecedentes de neuralgia cervicobraquial. Sin signos neurológicos.
  3. Síndromes dolorosos del miembro superior asociados a la cervicoartrosis:

-Parestesias: hormigueos dolorosos de la mano y dedos que suelen despertar en la 2ª mitad de la noche.

Epicondilalgia:   por una tendinitis de los músculos epicondíleos. Puede ser debida a una neuralgia cervicobraquial.

-Hombro doloroso: en su forma simple( tendinitis del supraespinoso o del bíceps) o en su forma anquilosante ( hombro congelado o capsulitis adhesiva).

-Distrofia Simpático Refleja.

 

Tratamiento de fisioterapia en la cervicoartrosis: es fundamental para que los pacientes puedan obtener una mejor calidad de vida. Los objetivos son:

  • Aliviar el dolor (en ocasiones desaparece por un tiempo).
  • Prevenir mayor lesión de las articulaciones afectadas.
  • Mejorar la movilidad.
  • Mejorar el tono muscular.
  • Corrección postural.

El tratamiento de fisioterapia en las crisis agudas  consiste en:

  • Reposo relativo durante unos días.
  • El uso del collarín puede resultar beneficioso en estas crisis pero durante poco tiempo (recomendado por el fisioterapeuta).
  • Consejos posturales incluso al dormir.
  • Tracción cervical.
  • Masaje suave descontacturante.

Cuando la fase aguda ha pasado: técnicas de movilización pasiva, consejos ergonómicos, programa de ejercicios para casa, calor local, masaje en cuello y hombros y electroterapia.

Cuando la artrosis es más crónica: tracción axial intermitente, técnicas de movilización pasiva, ejercicios activos y de corrección postural, termoterapia, electroterapia analgésica, masaje o inhibición muscular, manipulaciones cervicales con precaución y siempre que no esté contraindicado, ejercicios de PNF (facilitación neuromuscular propioceptiva).

Marina I. Garrido

Fisioterapeuta

Colegiada nº : 5374

Marina-fisioterapeuta-trainerclub

 

 

 

Bibiografía:

“Patología de la columna vertebral”, Mª Concepción Perez Alcaina, Jose Mª Lozano Fernández, Gloria Ruiz Arango, Juan Anula Martínez.

 

ENTRENAMIENTO HIIT – CLAVES, BENEFICIOS Y PLAN DE ENTRENAMIENTO EN PROGRESIÓN DE 8 SEMANAS

En los últimos años han aparecido numerosos métodos de entrenamiento, uno de los que ha emergido con mayor fuerza es el entrenamiento interválico de alta intensidad (HIIT). El HIIT se ha mostrado como una estrategia eficaz para el incremento de la salud y la condición física en la población adulta (Gist, Fedewa, Dishman, y Cureton, 2014). Este tipo de entrenamiento consiste en cortos e intensos periodos de entrenamiento interpuestos sobre otros periodos de descanso activo. El principal atractivo de esta estrategia es que puede ser completado en un periodo corto de tiempo (comparado con el entrenamiento aeróbico tradicional), además, no requiere de equipamiento adicional y las adaptaciones fisiológicas son comparables a las adquiridas mediante otros métodos de entrenamiento de mayor duración (De Araujo, 2012).

En los últimos años se ha generado un incremento de la documentación acerca del HIIT en la literatura científica. La eficacia de este método de entrenamiento ha sido demostrada en diversas revisiones que concluyen con los beneficios en la salud, la certeza de ser una práctica segura (es necesario seguir una progresión) y las adaptaciones que se producen empleando un tiempo menor que actividades aeróbicas en estado estable (Burgomaster et al., 2008; Biddle, Atkin, Cavill, y Foster, 2011).

 

Una de las barreras que se suele encontrar a la hora de practicar actividad física es el tiempo (Fisher et al., 2015). Por ello, aparece el HIIT como método rápido y eficaz cuyos resultados muestran beneficios en la prevención de enfermedades cardiovasculares utilizando tan solo un 10-20% del tiempo que emplean los programas tradicionales (Gibala, Little, MacDonald, y Hawley, 2012).

La realización de HIIT ha mostrado mejoras similares en las adaptaciones metabólicas del musculo esquelético, en la capacidad cardiovascular, en el funcionamiento del flujo sanguíneo y en la composición corporal comparada con mayores volúmenes de entrenamiento de moderada y baja intensidad (Gibala et al., 2006).

Teniendo en cuenta lo descrito anteriormente, este tipo de entrenamiento es muy recomendable en base a los resultados científicos obtenidos y publicados en revistas de impacto.

Ideas clave del entrenamiento HIIT

  1. Se puede controlar la intensidad de manera sencilla con pulsómetro y escala subjetiva del esfuerzo.
  2. Se produce el efecto EPOC (exceso de consumo de oxigeno tras el ejercicio). Favorece la pérdida de peso gracias a la oxidación directa de los ácidos grasos libres.
  3. Excelente para perder grasa y mantener la masa muscular ganada.
  4. Implica mayores beneficios a nivel general y en menos tiempo que el entrenamiento tradicional.
  5. Es necesario seguir una progresión de forma conservadora, empezando desde cero si se es principiante ya que se necesita de una base de condición física para poder realizarlo.
  6. Se puede trabajar de muchas maneras (ejercicios multiarticulares, bicicleta, cinta, elíptica, remo, step, etc.).
  7. Es necesario realizar un calentamiento completo y adecuado antes hacer esta actividad.

Plan de entrenamiento HIIT en progresión de 8 semanas:

Si es necesario se puede pasar una semana extra repitiendo un entrenamiento para asegurar la progresión. Si por el contrario la carga no supone un desafío, pasa a la siguiente semana y prueba.

 

Se puede realizar en cualquier tipo de maquina (bicicleta estática, remo, cinta, step, elíptica, etc.), la elección de una u otra puede depender de tus gustos personales. En caso de sobrepeso se recomienda elegir opciones en las que las articulaciones sufran el menor impacto posible (elíptica o bicicleta).

El tiempo de cada sesión de HIIT es orientativo, dependerá de cómo te encuentres ese día además de la influencia de diversas variables en el rendimiento. Siempre se debe de controlar la carga según las sensaciones personales percibidas durante la práctica. Si te encuentras mal, para, relájate y tómate un tiempo para reanudar el ejercicio y comprobar si se puede completar o no. Por otro lado, si te ves con posibilidades de hacer una serie más sin comprometer la técnica y que pueda suponer un riesgo de lesión, adelante.

Por otro lado, se ha mostrado como la combinación del entrenamiento con cargas, con el entrenamiento aeróbico de baja intensidad (LISS) y a su vez con el entrenamiento interválico de alta intensidad (HIIT), produce mayores beneficios tras su combinación que cada entrenamiento planificado de forma individual (Rozenek, Funato, Kubo, Hoshikawa, y Matsuo, 2007). A la hora de comenzar el entrenamiento es necesario un nivel adecuado de condición física (Schoenfeld, y Dawes, 2009), es por ello que el entrenamiento HIIT se debe empezar a trabajar partiendo de una base condicional mínima.

 

Ricardo Martín

Entrenador personal

 

 

 

 

 

Referencias Bibliográficas

Biddle, S. J., Atkin, A. J., Cavill, N., y Foster, C. (2011). Correlates of physical activity in youth: a review of quantitative systematic reviews. International Review of Sport and Exercise Psychology4(1), 25-49.

Burgomaster, K. A., Howarth, K. R., Phillips, S. M., Rakobowchuk, M., MacDonald, M. J., McGee, S. L., y Gibala, M. J. (2008). Similar metabolic adaptations during exercise after low volume sprint interval and traditional endurance training in humans. The Journal of physiology586(1), 151-160.

De Araujo, A. C. C., Roschel, H., Picanço, A. R., do Prado, D. M. L., Villares, S. M. F., de Sa Pinto, A. L., y Gualano, B. (2012). Similar health benefits of endurance and high-intensity interval training in obese children. PLoS One,7(8), e42747.

Fisher, G., Brown, A. W., Brown, M. M. B., Alcorn, A., Noles, C., Winwood, L., … y Allison, D. B. (2015). High Intensity Interval-vs Moderate Intensity-Training for Improving Cardiometabolic Health in Overweight or Obese Males: A Randomized Controlled Trial. PloS one10(10), e0138853.

Gibala, M. J., Little, J. P., MacDonald, M. J., y Hawley, J. A. (2012). Physiological adaptations to low‐volume, high‐intensity interval training in health and disease. The Journal of physiology590(5), 1077-1084.

Gibala, M. J., Little, J. P., Van Essen, M., Wilkin, G. P., Burgomaster, K. A., Safdar, A., … y Tarnopolsky, M. A. (2006). Short‐term sprint interval versus traditional endurance training: similar initial adaptations in human skeletal muscle and exercise performance. The Journal of physiology575(3), 901-911.

Gist, N. H., Fedewa, M. V., Dishman, R. K., y Cureton, K. J. (2014). Sprint interval training effects on aerobic capacity: a systematic review and meta-analysis. Sports medicine44(2), 269-279.Hernández de Valera, Y., & Hernández, R. (1997). Relación del índice cintura/cadera con la masa y el porcentaje de grasa corporal. Arch. latinoam. nutr47(4), 315-22.

Rozenek, R., Funato, K., Kubo, J., Hoshikawa, M., y Matsuo, A. (2007). Physiological responses to interval training sessions at velocities associated with Vo2max.The Journal of Strength & Conditioning Research21(1), 188-192.

Schoenfeld, B., y Dawes, J. (2009). High-intensity interval training: Applications for general fitness training. Strength & Conditioning Journal31(6), 44-46.

CONTACTA CON NOSOTROS

Información importante sobre Cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies