READAPTACIÓN LESIONAL EN FÚTBOL. El Papel del fisioterapueta

La readaptación lesional es el conjunto de medidas médico-terapeúticas y físico-deportivas encaminadas a prevenir los riesgos de la lesión, restablecer y desarrollar la salud deportiva y mejorar u optimizar  el rendimiento del deportista para posibilitar una mayor vida deportiva.

 

Cuando se instaura una lesión, se inicia un proceso cuyo objetivo es el retorno del deportista lo más rápido, seguro y en iguales o mejores condiciones a las que tenía antes de la lesión en su entorno habitual. Este proceso, tradicionalmente, se enfocaba desde un punto de vista médico-terapeútico, pero en los últimos años, este enfoque ha variado y se defiende un modelo bio-psico-social que intenta abarcar todos los ámbitos que rodean al deportista.

 

Hay autores que dividen la readaptación lesional en dos ámbitos funcionales:

  • Recuperación funcional deportiva: hace referencia al ámbito clínico y se define como el “tratamiento o entrenamiento funcional sistemático de lesiones del aparato locomotor activo, de los sistemas de sostén y apoyo pasivo, neuromuscular y cardiopulmonar con el fin de restablecer la función normal”.
  • Readaptación físico deportiva: en el ámbito no clínico, se realiza mediante el reentrenamiento al esfuerzo físico, definido como “el proceso de reajuste o modificación de los parámetros físico- deportivo-motores, generales y específicos del gesto deportivo, con el objetivo de reincorporar de la forma más rápida y segura posible al individuo a la práctica deportiva, utilizando todos los recursos disponibles”.

Principios para el diseño de un programa de readaptación              

Hay una serie de conceptos que el fisioterapeuta debe dominar para así poder diseñar cualquier plan de readaptación:

–   Tejido lesionado, tipo de lesión y fases de cicatrización tisular.

  • Biomecánica de la estructura lesionada.
  • Biomecánica del deporte en cuestión y gesto diana.
  • Cualidades físicas necesarias para el deporte que realiza. Por ejemplo, el fútbol es un deporte es el que son protagonistas los mecanismos de percepción, decisión y ejecución y se producen reajustes de comportamiento constantes tanto individuales como colectivos. Además se caracteriza por la alternancia de la utilización de las vías energéticas y diferentes tipos de trabajo muscular (concéntrico, excéntrico, pliométrico…) en acciones motrices muy variadas.
  • La ejecución de los ejercicios durante el proceso de readaptación nos sirve para mejorar las cualidades físicas y para testar cómo responde la estructura a ese trabajo, así progresaremos en el programa en función de lo que la estructura tolera. Además tendremos unos test que se harán cada dos meses y la referencia del miembro contralateral para ir graduando la evolución.
  • Evitar la aparición de lesiones durante el proceso de readaptación (adaptar las tareas e incluir ejercicios preventivos).
  • Mecanotransducción: es el fenómeno por el cual, los estímulos mecánicos que reciben las células regulan su actividad bioquímica mediante la activación o la inhibición de ciertos genes, es decir, la carga mecánica regula la estructura y composición del tejido.

 

Dominando estos principios el fisioterapeuta será capaz de diseñar un plan de actuación para una lesión concreta y necesidades físicas de nuestro deportista.

De esta forma, el fútbol se caracteriza, a grandes rasgos, por cantidad de acciones involucradas y efectuadas en el mismo; entre ellas: pases a distintas distancias, cabeceos, saltos, esprintes, giros, remates a puerta, regates, agregándole el móvil (pelota), el oponente y el compañero.

Las situaciones son tan variadas en cuanto a las exigencias técnico-coordinativas que el jugador tiende a lesionarse con frecuencia. Entre las lesiones más frecuentes en el futbolista encontramos: esguinces de ligamentos laterales de rodilla, lesión de meniscos, esguinces de ligamento lateral peroneo-astragalino anterior de tobillo y rotura miofascial de isquiotibiales. La rotura de ligamento cruzado anterior de la rodilla es algo menos frecuente pero grave y de mucho tiempo de recuperación.

En el proceso de readaptación lesional, se trabajan las cualidades físicas. Sería ideal que el fisioterapeuta trabajara conjuntamente con un profesional de la actividad física. Éste se encargaría de proponer la carga y la progresión de ejercicios para llegar al objetivo final que es la competición, y el fisioterapeuta de puntualizar en cómo realizar esos ejercicios en función de la fase reparativa en la que se encuentre el tejido y nivel de implicación biomecánica de la estructura en esa tarea. Estas capacidades físicas son:

  1. Flexibilidad, elasticidad y arco de movimiento.

Flexibilidad: capacidad del músculo de estirarse.

Elasticidad: capacidad de un tejido de volver a su posición inicial después de estirarse.

  1. Fuerza: se clasifica en fuerza máxima, explosiva, elástico-explosiva, fuerza resistencia y potencia.
  1. Coordinación y propiocepción.
  • Coordinación: capacidad de los músculos de sincronizarse para lograr un determinado movimiento.
  • Propiocepción: sensibilidad proporcionada por los propioceptores (órganos distribuidos por el aparato músculo-esquelético que detectan cambios de tensión, aceleración y posición).
  1. Velocidad: unión de fuerza y coordinación.
  2. Resistencia: capacidad de mantener los niveles de fuerza.

Lógicamente, cada lesión o, mejor dicho, cada futbolista lesionado necesitaría un plan específico respecto a su readaptación lesional y según los principios ya descritos anteriormente. Por eso, no vamos a profundizar en cada lesión pero sí de forma general, como ejemplo, vamos a presentar varios ejercicios de fuerza de una readaptación lesional de rodilla que realizan futbolistas de primera división.

  1. Potenciación de vasto interno de cuádriceps con sinergia del adductor mediano (primera fase: de aproximación).
  2. Trabajo concéntrico-excéntrico de antagonistas cuádriceps-isquiotibiales con versa pulley (fase de preoptimización).
  3. Ejercicio de coordinación, propiocepción y fuerza (fase de optimización, aproximación al gesto deportivo).

1)

20160506_191728

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2)

20160506_192500_001 20160506_192607_001

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3)

 

Marina I. Garrido

Fisioterapeuta

Colegiada nº : 5374

marina

 

 

 

 

Bibliografía:

 

– González Rodríguez, A.D.: “La fisioterapia en el deporte: prevención y readaptación lesional. Principios biomecánicos y fisiopatológicos”.

Importancia de la postura. Empieza por la técnica

A menudo, todos lo hemos hecho en nuestros comienzos, comenzamos a construir la casa por el tejado y no por los cimientos. Comenzamos una planificación (normalmente errónea) de ejercicios en el gimnasio y a partir de la repetición semanalmente de los mismos, creemos sacar la técnica  idónea hacia los mismos.

Con este primer artículo de un serie de artículos posturales pretendemos enseñar una postura básica para comprender gran parte de los ejercicios multiarticulares que podemos encontrar en un plan de entrenamiento, y por supuesto, aprender a agacharnos ante cualquier situación de nuestra vida diaria y como incorporarlo a nuestro plan de entrenamiento.

Como habrás podido intuir ya, lo primero a la hora de enfrentarnos a cualquier ejercicio (sobre todo multiarticular)  es el trabajo sobre la técnica correctamente. Para ello, olvídate incluir cargas o tensiones hasta tener dominada la misma. Una vez comiences a dominar la técnica podrás ir incluyendo dificultad. Mi recomendación, comienza por tensiones progresivas como las que pueden ofrecernos las gomas (theraband, gome tube, minibands, tensores, etc.) y progresivamente incluye una carga gravitacional.

Sin alargarnos más, en este primer artículo vamos a ver un ejercicio simple, pero complejo, y por supuesto indispensable a la hora de aprender como agacharnos manteniendo siempre la neutralidad de nuestra columna vertebral.

Primero entendamos que es y porque mantener la neutralidad de nuestra columna.

Nuestra columna vertebral posee una serie de curvaturas (lordosis y cifosis) que se reproducen a través de toda nuestra columna. Estas curvaturas deben mantenerse idénticamente durante la realización de determinados ejercicios manteniendo de este modo la salud de cada una de las articulaciones que componen nuestra columna.

Citando al Dr. Stuart McGill, catedrático en la Universidad de Waterloo (Canadá) y uno de los mayores referentes mundiales en tema postural referido a la columna vertebral (apodado Dr. Columna);

“Cuando las cargas sobre la columna vertebral son altas y sumadas a movimientos repetidos de flexión, las fibras de colágeno se exfolian de manera acumulativa de tal manera que poco a poco el núcleo del disco intervertebral trabajará a través de las exfoliaciones y generará una protuberancia en el disco; a mayor carga y mayores repeticiones, más rápido sucederá”.

“Los músculos de la columna, el núcleo (core) o el torso están diseñados para detener el movimiento”.

A.I. Kapandji, experto en biomecánica y fisiología articular, argumenta que;

“El movimiento que asocia la flexión y la rotación axial tiende a desgarrar el anillo fibroso al tiempo que, aumentando su presión, expulsa al núcleo hacia atrás a través de las fisuras del anillo” (Kapandji, 1963).

Dadas ya varias razones citando a expertos de porqué mantener nuestra columna vertebral sana y neutral pasamos a ver un ejercicio que nos ayudará a su cuidado y posterior incorporación en rutinas de ejercicios.

Para ello solo necesitarás una pica, palo de escoba o similar, paciencia, ganas y concienciación de que lo que te propones es mejorar tu salud vertebral y postural.

Este ejercicio (con el que aprenderás a levantar peso desde el piso) debe partir siempre desde la cadera, es un ejercicio predominante de cadera y no de rodilla, que es como comúnmente creemos que debemos agacharnos para hacerlo bien, lo que, repetitivamente en el tiempo generará una artritis en las rodillas y pasaremos de no sufrir hernias por no flexionar la columna (¡bien hecho!) a sufrir una artritis degenerativa de rodilla por excesos.

Pautas:

  • Coloca tu pica sobre tu columna vertebral respetando las curvas naturales antes citadas de la misma.
  • Para ello, la pica siendo rígida, deberá tener 3 puntos de apoyo que en ningún momento debe dejar de apoyarse sobre los mismos;

Los tres puntos de apoyo de la pica son los siguientes:

  • Región Occipital, parte posterior del cráneo (nuca).
  • Región escapular; entre ambas escapulas.
  • Región lumbo-sacra; últimas vertebras, sacro, inicio del glúteo.

Una vez colocada la pica, la sujetaremos con nuestras manos por la parte superior e inferior de la misma y comenzaremos el movimiento.

Se trata de, haciendo partir el movimiento de la cadera y desplazando la misma hacia atrás, iremos descendiendo nuestro torso hacia la paralela con el piso, manteniendo siempre los 3 puntos de apoyo sobre la pica, generando el movimiento en la cadera y realizando una mínima flexión de rodilla al finalizar al movimiento.

Por su puesto, de igual manera ascenderemos hacia la verticalidad postural, generando el movimiento en la cadera y manteniendo los 3 apoyos sobre la pica.

p2

Una vez tengas este ejercicio dominado querido amante del entrenamiento y el ejercicio físico, entre otros tantísimo beneficios, habrás logrado aprender a agacharte correctamente ante cualquier carga que debas coger, a comenzar la correcta realización de un peso muerto tanto convencional (DL) como rumano (RDL), ganar flexibilidad en tu cadera, y un largo etcétera de beneficios.

Recuerda que lo primero es tu salud no tu estética y que tu estética va ligada a tu salud.

 

Próximamente estrenaremos el rincón del opositor exclusivo para Owner – Es algo personal, y dónde iremos dando pautas sobre cómo mejorar los ejercicios exclusivos para opositores (policía, militar y bomberos) y activar la musculatura implicada en los mismos mejorándola y mejorando así las marcas.

 

 

Adrián Goiburu

Entrenador personal

Adrián

Acercamiento a las tendinopatías

El dolor localizado en el tendón es una patología musculoesquelética muy frecuente en nuestros días. La nomenclatura alrededor del dolor crónico en el tendón es confusa. Hasta hace unos años se consideraba que el dolor crónico a nivel del tendón comportaba la presencia de un componente inflamatorio y los términos tendinitis aguda y crónica se usaban de forma habitual.

Actualmente, el estudio histológico ha demostrado que no hay signos de inflamación por lo que no deberían usarse estas palabras.

Hoy en día se usa el término tendinopatía para designar los síntomas dolorosos crónicos en una zona del tendón.

Las tendinopatías provocan impotencia funcional en la persona que la padece, lo que reduce la calidad de vida afectando al entorno laboral y social.

Son una patología de difícil tratamiento en el que es fundamental la fisioterapia.

Actualmente son varias las teorías que intentan explicar el origen del dolor:

  1. Modelo tradicional: propone que el sobreuso del tendón provoca inflamación y, por lo tanto, dolor. Pero la ausencia de marcadores inflamatorios pondrá en entredicho esta teoría. Varios autores han observado macroscópicamente presencia de tendón blando o con fibras de colágeno desorganizadas (degeneración mucoide o mixoide).  Microscópicamente, se observan fibras de colágeno desorganizadas y separadas por un aumento de la sustancia fundamental.

La fase inflamatoria, en caso de existir, realmente sería muy corta como demuestran numerosos estudios.

 

  1. Modelo mecánico: atribuye el dolor a la lesión de las fibras de colágeno aunque existen situaciones donde el tendón está completamente intacto y también hay dolor.

Una variante de esta teoría afirma que no es la rotura de colágeno lo que produce dolor, sino el colágeno intacto residual contiguo al lesionado debido al estrés añadido que supera su capacidad normal de carga.

 

  1. Modelo bioquímico: dice que la causa del dolor es una irritación química debido a una hipoxia regional y a la falta de células fagocitarias para eliminar productos nocivos de la actividad celular. Por lo tanto, el dolor en las tendinosis podría estar causado por factores bioquímicos que activan los nociceptores, la sustancia P y los neuropéptidos.

 

  1. Modelo vásculo-nervioso: basado en el daño neural y la hiperinervación. Sugiere que las fibras nerviosas positivas para la sustancia P se encuentran localizadas en la unión hueso-periostio-tendón, de tal manera que los microtraumatismos repetidos en la inserción del tendón dan lugar a un proceso cíclico de isquemias repetidas que favorece la liberación de sustancia P facilitando la hiperirnevación sensitiva nociceptiva en el lugar de la inserción.

 

Este modeloa es actualmente el  más aceptado aunque hay diferentes autores que optan por un  modelo interador que engloba los 4 modelos explicados hasta ahora.

5.    Modelo metabólico: dice que el pH de los tejidos conjuntivo) y de la sangre debiera ser ligeramente alcalino para compensar la acidez o pérdida de electrones que causan las funciones vitales, actividades diarias y estrés. Esto nos previene de pequeñas microrroturas que a la larga pueden producir alguna rotura más grave o una desorientación de las fibras (causa principal de las tendinopatías).

Como medida de prevención a estas lesiones es importante adoptar una dieta alcalina en nuestro estilo de vida.

Tratamiento de fisioterapia en las tendinopatías: aunque el abordaje es complicado con un tratamiento completo se pueden conseguir muy buenos resultados.

  • Reducción de la carga y descanso relativo.
  • Corrección biomecánica.
  • Reeducación postural.
  • Crioterapia: disminuye la extravasación de sangre desde los capilares neoformados en la tendinosis. También puede disminuir el metabolismo del tendón.
  • Masaje de los tejidos blandos incrementando el reclutamiento de fibroblastos y promoviendo la recuperación del tendón.
  • Electroterapia: ultrasonidos, láser, E.P.I.,…
  • N.F.
  • Propiocepción.
  • Estiramientos de los músculos hipertónicos.

Marina I. Garrido

Fisioterapeuta

Colegiada nº: 5374

Marina-fisioterapeuta-trainerclub

 

 

 

 

 

Referencias:

Ezzatvar De Llago Y., Gómez Contreras P.  “La aportación de Jill Cook al estudio de la patología tendinoso”.

CONTACTA CON NOSOTROS

Información importante sobre Cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies