INFLAMACIÓN: EL PRINCIPAL REGULADOR DEL DESARROLLO MUSCULAR

Introducción

La inflamación a menudo se considera como algo negativo que necesita suprimir. Esa reputación es completamente injustificada y tratar la inflamación de esta manera puede reducir directamente el desarrollo muscular. En este artículo, se abordará la relación entre la inflamación y el crecimiento muscular y varias aplicaciones prácticas importantes.

¿Qué es la inflamación?

Al igual que el cortisol, la inflamación tiene la reputación de ser algo inherentemente negativo, sin embargo, se requiere para que el organismo funcione y tiene muchos efectos necesarios. La inflamación es efectivamente una señal para que el sistema inmune preste atención a un área concreta. Esta es parte de la respuesta del sistema inmune para reparar el daño del tejido y deshacerse de aquello que no es necesario y/o perjudicial, como puede ser un virus. La inflamación ocurre así en respuesta a una infección, pero la inflamación no se limita a las infecciones.

¿Qué tiene que ver la inflamación con el crecimiento muscular?

El entrenamiento de fuerza induce una cantidad considerable de inflamación en el tejido muscular como resultado del daño a las fibras musculares. Esta señalización inflamatoria inicia la reparación y el crecimiento muscular. Interleukin-6 (IL-6) es un factor clave en la regulación inflamatoria de la reparación muscular. Las interleucinas son citocinas, pequeñas proteínas que actúan como moléculas de señalización. La IL-6 es interesante porque puede actuar tanto como una adipoquina proinflamatoria en la sangre como también como una mioquina antiinflamatoria en respuesta a la contracción muscular.

Si la IL-6 es pro- o antiinflamatoria depende de su concentración y si fue estimulada por la contracción muscular o el tejido adiposo. Según Fonseca y col., (2009),  altos niveles de IL-6 en reposo indican inflamación crónica, una condición generalmente indeseable que conduce a la erosión de muchos tejidos como resultado de un sistema inmune hiperactivo. La inflamación crónica se ha relacionado con lesiones en las articulaciones, niveles bajos de testosterona y una capacidad limitada para ganar masa múscular.

En un estudio de 9 meses sobre mujeres posmenopáusicas con entrenamiento de fuerza, la masa grasa del tronco se correlacionó con los niveles de IL-6 en reposo y se relacionó negativamente con el crecimiento muscular. Mientras más inflamación crónica tenían las mujeres, menos músculo desarrollaban (Orsatti y col., 2012). La inflamación crónica, medida por la proteína C-reactiva elevada, también se correlacionó negativamente con el crecimiento muscular en un estudio de entrenamiento hospitalario de fuerza avanzada (Norheim y col., 2017). También se ha encontrado que la expresión génica proinflamatoria elevada se produce durante el sobreentrenamiento y se asoció con un crecimiento muscular reducido en comparación con el entrenamiento con menos volumen (Stec y col., 2017).

Se ha demostrado que los pacientes que no responden al entrenamiento de fuerza, individuos que no obtienen los beneficios propios de un programa de entrenamiento, pueden tener niveles aumentados de TNA-a, lo cual puede deberse a un exceso de inflamación.

 

Con base en estos hallazgos, se puede concluir: “la inflamación es mala para todo, incluido el crecimiento muscular”. Sin embargo, los picos agudos de IL-6 son beneficiosos para activar las células satélite y comenzar la reparación muscular (Mackay y col., 2009). Así que IL-6 tiene una naturaleza dual para el desarrollo muscular que se corresponde con su naturaleza bimodal en la inflamación: las elevaciones breves son beneficiosas, pero las prolongadas son perjudiciales. Esta naturaleza de IL-6 se ilustra perfectamente en un estudio de 4 meses sobre hombres jóvenes de Mitchell y col., (2013): los niveles de IL-6 en reposo se correlacionaron negativamente con el crecimiento muscular, pero las elevaciones posteriores al ejercicio en la IL-6 se correlacionaron positivamente con el crecimiento muscular.

Brad Pilon formuló la hipótesis de que la inflamación tiene una relación señal-ruido con el crecimiento muscular. La inflamación es en principio una señal para la reparación muscular, pero la inflamación crónica ahoga la señal aguda.

Esta naturaleza dual de la IL-6 no es única. El cortisol funciona de manera similar cuando se trata de la pérdida de grasa. Los picos cortos y agudos son beneficiosos para movilizar energía, pero las elevaciones crónicas interrumpen multitud de sistemas en el organismo que generalmente interfieren con los intentos de pérdida de grasa.

Expuesto lo anterior, bajos niveles de inflamación en reposo con picos claros posteriores al ejercicio para comenzar el crecimiento muscular es una meta a conseguir. Esto tiene muchas aplicaciones para el entrenamiento y la nutrición, de las cuales se extraen dos principalmente:

  1. No aumentar a un porcentaje de grasa corporal

Los niveles de inflamación crónica están estrechamente relacionados con el porcentaje de grasa corporal (Festa y col., 2001). Cuanto mayor sea el tejido graso, mayor inflamación se albergará en el organismo (Saito y col., 2003). El tejido graso en sí mismo secreta adipoquinas proinflamatorias. Debido a que  la glucosa en la sangre es intrínsecamente inflamatoria, la resistencia a la insulina causada por un alto nivel de grasa, especialmente el alto almacenamiento de grasa visceral alrededor del hígado, contribuye aún más al efecto del porcentaje de grasa corporal en la inflamación crónica. El aumento en los niveles de IL-6 con alto tejido graso, puede ser de 2 a 4 veces mayor. La inflamación crónica enmascara casi por completo la señal para la reparación muscular. Como resultado, tratar de desarrollar masa muscular cuando se está por encima de un rango de porcentaje de grasa corporal ideal es altamente ineficaz y da como resultado el famoso “dreamer bulk”.

  1. No suprimir innecesariamente la inflamación aguda

Una multitud de estudios han encontrado efectos principalmente perjudiciales de suplementos de antioxidantes o medicamentos antiinflamatorios en individuos que hacen ejercicio, ya que esto atenúa la señal inflamatoria para la reparación muscular y, por lo tanto, reduce el crecimiento muscular y el rendimiento (Merry y Ristow, 2016). Sin embargo, en los ancianos algunas investigaciones encontraron un aumento en el crecimiento muscular, presumiblemente porque era más beneficioso reducir los niveles de inflamación crónica que preservar la inflamación aguda del ejercicio.

Como tal, debe tener cuidado con todo lo que suprime la inflamación, incluidos lo siguiente:

  • Tomar ibuprofeno por cada lesión menor puede dañar el crecimiento muscular (y probablemente sea una mala idea para la lesión y su salud digestiva, pero ese es otro tema). Si necesita adormecer el dolor, se debe considerar primero Paracetamol o similares.

  • Muchos multivitamínicos y preentrenamientos tienen cantidades ridículas de vitaminas C y E que se han encontrado para mitigar sus ganancias. Cualquier cosa con más de 250 mg de vitamina C es probablemente una mala idea si estás sano, especialmente en tus entrenamientos. Pre-entrenamientos y multivitaminas generalmente tienen una mala elección de ingredientes y dosis de administración.
  • Las estrategias de terapia de frío para “mejorar” la recuperación, como los baños de hielo, a menudo son una mala idea si no está lesionado. Sí, suprimen la inflamación, pero eso significa que también estás suprimiendo el proceso de reparación. La crioterapia puede reducir directamente el crecimiento muscular y el rendimiento (Yamane y col., 2006).

Conclusión:

La inflamación no siempre es negativa y debe suprimirse. Esta es una parte del desarrollo muscular y suprimirlo innecesariamente reducirá el potencial de desarrollo. Por otro lado, también se debe evitar los niveles de inflamación crónica, que es en sí misma, altamente perjudicial.

angel-preparador-fisico-trainerclub

Ángel Rodríguez

Preparador físico

 

Traducido de : https://bayesianbodybuilding.com/inflammation-muscle-growth/

Related posts

tcadmin (Author)

View Post
CONTACTA CON NOSOTROS

Información importante sobre Cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies