Agujetas, ¿qué son realmente?

Todos hemos sufrido alguna vez agujetas y, sobre todo, si estamos relacionados con el mundo del deporte, habremos oído diferentes conceptos, opiniones y teorías de porqué se producen.

Después de contrastar diferentes teorías y fuentes, intentaremos en este artículo dar respuesta a esta pregunta: ¿qué son las agujetas?

 

Existen dos tipos de molestias que aparecen después del esfuerzo: el dolor muscular post-esfuerzo de aparición rápida (DOMPAR), causado por la acumulación de productos derivados del metabolismo muscular (lactato) que afecta a las terminaciones nerviosas; y el dolor muscular post-esfuerzo de aparición tardía (DOMPAT) que aparece a las 24 horas y estas son nuestras conocidas agujetas.

 

            No son una lesión, son una alteración muscular muy frecuente que se puede definir como dolor y/o rigidez muscular que aparece después de un esfuerzo físico intenso y/o poco habitual.

 

Se dan sobre todo después del trabajo muscular excéntrico, hay una disminución de la fuerza máxima entre el 10-20% y acostumbran a aparecer entre 24-72 horas y a desaparecer entre 5-7 días después del ejercicio.

 

¿Se puede hacer algo para aliviarlas?

 

            Como cualquier alteración muscular, lo importante es la prevención, dentro del margen de su inevitable aparición. Su prevención consiste en:

 

– Aumentar la temperatura muscular antes del ejercicio con trabajo concéntrico y aumento progresivo del esfuerzo.

  • Calentamiento pre-ejercicio.
  • Ducha con agua fría después del ejercicio.
  • Ingesta habitual de vitamina C y proteínas, que ayuda al metabolismo muscular.

 

Recuperación:

 

            Una vez que hayan aparecido, podemos disminuir su recuperación:

Durante las primeras 48 horas, deberemos disminuir la rigidez y dolor para facilitar la reabsorción de la inflamación con duchas frías y criomasaje.

Después de las 48 horas, hidrotermoterapia (spa, infrarrojos,…), masaje (suave, para disminuir el tono muscular y la reabsorción del edema) y estiramientos al umbral del dolor para flexibilizar la musculatura y disminuir el tono muscular. El masaje suave o con hielo es mucho más efectivo que el de descarga en caso de agujetas. De hecho, el de descarga estaría contraindicado porque puede lesionar en este caso.

 

Pero lo más importantes es el reposo activo a partir de las 24 horas de su aparición mediante ejercicios suaves (trote, bicicleta estática, elíptica, natación) para activar la circulación, aumentando así la temperatura muscular y favoreciendo una regeneración más rápida. Si la actividad intensa fuese obligatoria, debería realizarse un buen calentamiento.

Además también sería de ayuda, tener una dieta rica en minerales,vitamina B12 y abundante hidratación (la pérdida de electrolitos es un factor desencadenante de las agujetas).

 

 

Diferentes teorías y su desmitificación

 

            La explicación más frecuente sobre las agujetas es la acumulación de ácido láctico, que se cristaliza y produce el dolor pero las agujetas aparecen también cuando el gasto energético no es demasiado elevado y no se explicaría por esta teoría.

 

Otra teoría es la del espasmo muscular, que dice que en la contracción se produce una disminución del aporte sanguíneo y provoca isquemia. Pero cuando la contracción es isométrica también hay isquemia y no aparecen agujetas.

 

La teoría cierta sería la del remodelado mio-fibrilar o trastorno sarcomérico, que produce cuatro tipos de cambios:

  • Deformación de la amplitud de la línea Z.
  • Sarcómeras deformadas.
  • Doble línea Z.
  • Aumento del número de sarcómeras.

 

Es decir, provoca un daño en las mio-fibrillas (encargadas de la contracción), produciendo dolor (agujetas) e inflamación, lo que llevará a una adaptación y a su recuperación: tejido más resistente al daño.

 

Las agujetas son indispensables  para mejorar el rendimiento en un deporte, siempre y cuando todo esté organizado y planificado. Son beneficiosas porque nuestro organismo mejora cuando está sometido a una situación de estrés superior al normal ya que el cuerpo realiza una adaptación y así mejoraremos la capacidad y el rendimiento deportivo. Pero también puede ser el paso anterior a una lesión si no se tratan y desaparecen correctamente.

 

En resumen,

  • Las agujetas son una alteración fisiológica que genera dolor y rigidez muscular después de un esfuerzo físico intenso.
  • La prevención es fundamental: calentamiento, duchas de agua fría después de la actividad y tomar vitamina C.
  • Los masajes suaves o con hielo y los estiramientos son eficaces como tratamiento.
  • Son beneficiosas ya que nuestro organismo mejora cuando está sometido a un estrés superior al que está acostumbrado.

Marina I. Garrido

Fisioterapeuta

Colegiada nº : 5374

marina

Uso de cookies

“Trainerclub le informa para cumplir con el Real Decreto – ley 13/2012 de 30 de marzo que nuestro sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación, pudiendo deshabilitar esta opción desde su navegador”. Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies