Lesiones musculares más frecuentes

Lesiones musculares más frecuentes

 

La musculatura supone el 45% del peso corporal. La unidad básica del músculo o célula es la fibra muscular. Las fibras musculares están recubiertas por un tejido llamado endomisio, junto al que se encuentran las células satélite encargadas de la regeneración muscular.

 

Las características de cada vientre muscular vienen dadas por la orientación y las dimensiones de las fibras y los fascículos que lo componen. La fuerza de contracción de un músculo depende de su sección transversal. La velocidad y la capacidad de acortamiento es proporcional a la longitud de sus fibras.

 

Los músculos cuyas fibras se disponen de forma oblicua (músculos penniformes) tienen mayor fuerza.

 

La contracción muscular

            La contracción muscular se inicia con la llegada a través de una célula nerviosa de un impulso eléctrico a la placa motora (zona de unión del sistema nervioso con el músculo) activando las fibras musculares y provocando cambios eléctricos y químicos en la placa motora.

 

El número de fibras es variable en función de cada placa motora. Por ejemplo, el gemelo llega a tener más de 1.000 fibras musculares por placa motora, mientras que los músculos de los ojos apenas tienen 10 fibras. Depende de la precisión de contracción que necesite cada músculo.

 

Tipos de fibras musculares

            Existen varios tipos de células musculares:

Las fibras de tipo I o rojas: tienen un alto número de mitocondrias, mucha mioglobina y un capilar por cada fibra muscular. Son muy resistentes a la fatiga y de contracción lenta.

 

Las fibras de tipo II  o blancas: tienen pocas mitocondrias, apenas tienen mioglobina, poseen menos capilares y mayor contenido de glucógeno. Son fibras de contracción rápida y menor resistencia a la fatiga.

Dentro de las fibras tipo II hay 3 variantes:

  • Fibras tipo II A: intermedias entre las rojas y las blancas. Con entrenamiento pueden reclutarse fibras tipo IIA a expensas de las tipo I o a la inversa.
  • Fibras tipo II B: blancas íntegras.
  • Fibras tipo II C: abundantes en el recién nacido y se van perdiendo con la edad, por lo que se consideran inmaduras.

 

Lesiones musculares

En una lesión muscular, las fibras irrecuperables son eliminadas por los macrófagos.

Ante una lesión, hay una doble respuesta reparadora. Una de ellas consiste en que las células satélite se transforman en mioblastos que se fusionan unos con otros para formar musculares.

 

La segunda respuesta reparadora consiste en la creación de tejido conjuntivo de cicatrización no especializado en las zonas donde han sido eliminadas las fibras dañadas. Esta segunda respuesta es la más frecuente. Solo se se produce regeneración de las fibras en músculos y lesiones pequeñas.

 

Pueden producirse lesiones por mecanismos indirectos como esguinces o roturas musculares totales o parciales. La ruptura suele asentarse cerca de la unión del vientre muscular con el tendón ya que es la zona más débil. La zona menos común es la unión tendón-hueso o el propio tendón.

 

Las agujetas son toxinas de la contracción muscular. Aumentan la presión intramuscular. Se dan cuando se producen cambios estructurales reversibles.

En ocasiones, se percibe un aumento de los niveles de creatinina, de ácido láctico y se eliminan por la orina. No se sabe cual es la causa de las agujetas, aunque pueden prevenirse con un entrenamiento progresivo de la capacidad de trabajo de un músculo para que el metabolismo de las células que lo forman no se altere cuando se someta al ejercicio físico.

 

Los calambres son contracciones mantenidas muy dolorosas que se presentan habitualmente en los gemelos, isquiotibiales y abdominales. Se atribuyen a unos potenciales nerviosos originados en la fibra nerviosa motora en el trayecto intramuscular y se asocian a deshidratación y falta de sodio.

 

Las contracturas musculares es una contracción duradera o permanente de un músculo o grupo muscular. Es frecuente que aparezca después de un esfuerzo o mala postura. Se caracteriza por una tensión en la zona, dolor y alteración del funcionamiento normal del músculo.

Las causas de las contracturas son:

-El mantenimiento de una postura inadecuada.

-Al hacer un esfuerzo.

-Deshidratación, falta de magnesio y potasio.

-El estrés emocional puede causar rigidez cervical y tensión muscular.

Es la lesión del músculo más frecuente y la causa principal de consulta al fisioterapeuta.

Él es el especialista sanitario del músculo. Te ayudará a descubrir de qué tipo de contractura se trata y cuál es el mejor método de tratamiento para aliviar el dolor y llegar a la recuperación.

 

Marina I. Garrido

Fisioterapeuta

Colegiada nº : 5374

Marina-fisioterapeuta-trainerclub

CROSSFIT Y LESIONES

Crossfit y lesiones

 

Hoy en día el fitness está de moda. Las personas buscan ponerse en forma rápidamente y sin aburrirse. Existen diferentes corrientes de ejercicio físico con resultados a corto y largo plazo que evolucionan y que rápidamente se pueden quedar anticuadas.

El crossfit combina ejercicios funcionales de alta intensidad, prepara a la persona para cualquier contingencia física sin importar la naturaleza de la misma, por lo que no es para todo el mundo y menos para alguien que no haya practicado ejercicios previamente.

Es arriesgado permitir sin valoración física previa la prescripción de este tipo de ejercicio. Es por eso que pretendemos no dar a conocer lo negativo sino educar y concienciar sobre las posibles lesiones que pueden ocasionar si no se dosifica y selecciona los ejercicios adecuados para cada individuo.

 

¿Qué es el crossfit?

            Es un método de entrenamiento funcional de alta intensidad que combina ejercicios dentro de distintos circuitos consecutivos. No existe un entrenamiento adecuado si no es funcional y ,por supuesto, tiene que ser seguro y eficaz.

Este método mejora la fuerza muscular, resistencia cardiorrespiratoria, equilibrio, flexibilidad, potencia, velocidad, coordinación, agilidad, entre otros. En su origen era practicado por bomberos, policías, militares, marines,…

Fue creado por Lauren Jenai y Greg Glassman en el año 2.000 con el objetivo de ponerse en forma de forma rápida. Se dice que 15 minutos diarios equivalen a 2 horas de entrenamiento, suficiente para aumentar la capacidad oxidativa y metabólica del músculo. Se reclutan varios músculos centrándose en la función y no en la forma de cada músculo.

¿Cómo funciona el entrenamiento Crossfit?

            El crossfit ofrece una jerarquía de esfuerzo que necesita una nutrición adecuada para ganar masa muscular.

Los ejercicios empleados sirven para ganar control corporal y rango de movimiento. Levantar pesos y lanzamientos para aumentar la fuerza y la potencia muscular.

Los movimientos funcionales implican patrones universales que promueven la motricidad y se asemejan a movimientos de la vida diaria.

El programa está encaminado a crear una respuesta adaptativa lo más amplia posible y consta de 2 fases:

  • pre-calentamiento/técnica/fuerza.
  • Entrenamiento del día/circuito.

Los ejercicios de pre-calentamiento consiste en trotar, sentadillas, abdominales, etc.

También se realiza una fase en la que se enseñan las técnicas de los ejercicios a practicar, sobre todo los que desarrollan la potencia y levantamiento de pesas.

La fase de entrenamiento es la más intensa porque se realizan ejercicios que aumentan el ritmo cardiaco, por ejemplo, realizar la mayor cantidad de rondas posibles de combinaciones de ejercicios en un tiempo, ejecutar la mayor cantidad de ejercicios en un minuto, realizar 8 rondas en 20 segundos, seguidos de 10 segundos de descanso.

Después se debe retomar la calma (bajar la frecuencia cardiaca) y realizar estiramientos para aumentar la flexibilidad.

La eficacia del crossfit reside a que sus rutinas nunca sean las mismas, promueve la competitividad sana y la motivación. La sesión suele durar 45 minutos y preferentemente al aire libre.

Recomendaciones para su realización

            Aproximadamente el 75% de los que practican crossfit han tenido una lesión y el 7% ha requerido una intervención quirúrgica. Por eso, son necesarias estas recomendaciones:

 

  • Pre-acondicionamiento muscular para prevenir lesiones.
  • Realizar entrenamientos meses antes de baja a media intensidad.
  • Respetar la técnica en la ejecución de los ejercicios.
  • La nutrición es muy importante siendo necesario la ayuda del profesional de este campo.
  • El instructor debe tener una comunicación efectiva para enseñar correctamente la mecánica de cada movimiento.
  • Cuidar la técnica en todo momento.
  • Corregir desde el inicio las técnicas y malos hábitos que podrían generar lesiones futuras.
  • La intensidad de la actividad debe adecuarse a la condición física de cada persona ya que todos no toleran igual las cargas.
  • Asegúrate que el instructor esté adecuadamente capacitado para ello.
  • Sería recomendable realizarse un chequeo médico previo.
  • Informarse con un profesional en el área para aclarar dudas, inquietudes y objetivos a lograr.
  • Aunque se deseen resultados rápidos es más importante la seguridad para no lesionarse.

 

Lesiones más comunes

            Al hablar de entrenamiento funcional, se cree que no tiene riesgo pero son ejercicios de alta intensidad (mover cargas pesadas en largas distancias y poco tiempo, levantamiento de pesas olímpicas,…incrementa el riesgo de lesión.

Las lesiones más frecuentes son: esguinces grado I y II, roturas de fibras musculares, fracturas, contracturas, rabdomiolisis,….por la fatiga inmediata los ejercicios se hacen con menos seguridad.

  • Lesiones en hombros: por ejercicios de levantamientos de pesas que suelen ser ejecutados sin supervisión, sin técnica y se realiza una rotación o hiperextensión del hombro y bajo fatiga puede provocar: bursitis, subluxación, luxación, tendinitis, fractura, contracturas, pinzamiento subacromial, etc.
  • Lesiones lumbares: lumbalgia o dolor lumbar es la lesión más común en crossfit, ocasionada sobre todo por la extensión brusca de cadera, rotación contralateral e inclinación de tronco. A largo plazo, el levantamiento de pesas o saltos sin prescripción adecuada puede generar hernias discales, protusiones o contracturas.
  • Lesiones en rodillas: rotura o desgaste de meniscos, tendinitis por sobrecarga de peso, rotura parcial o total de los ligamentos cruzados es lo más común.
  • Lesiones en muñeca: neuropatías del radial, tenosinovitis, tendinitis, sindrome del tunel carpiano, contracturas o fracturas.

 

Para concluir, aunque el crossfit tiene muchos beneficios, el que sea de alta intensidad se presta a provocar lesiones musculoesqueléticas cuando, con frecuencia, se llega a un sobre-entrenamiento, mala técnica y poca supervisión.

Por ello, se debe tener en cuenta: realizar antes una valoración física, capacidad, edad, sexo, disfunciones, progresos e incluso antiguas lesiones. Por lo tanto, es importante practicar el crossfit bajo control riguroso, planificación e individualizar a cada persona del grupo, es decir, observarlos de forma exhaustiva hasta que tengan experiencia para evitar un mayor riesgo de lesión.

 

 

Marina I. Garrido

Fisioterapeuta

Colegiada nº : 5374

marina

           

 

 

 

 

Bibliografía:

            – A. D. Gonzáles: “Fisioterapia en el deporte”.

 

CONTACTA CON NOSOTROS

Información importante sobre Cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies